El Sector a Nivel Global

La producción de la almendra mundial ha pasado de 334.000 toneladas (promedio de 1992 a 1996) a 1.130.740 en 2014, de las cuales solo Estados Unidos se ha acercado a las 950.00 toneladas en grano, o sea 2.100.000 libras. El principal país productor es los Estados Unidos que contaba con el 84% de la producción mundial en el último año. Los otros países productores son Australia (6.6%), España (4.0%), y resto de países (5.4%).

Los años 60 dieron testimonio de un aumento en producción Californiana que pasó de 21% de la producción mundial en el periodo 1957-61 con un total de 24.000 toneladas de producto descascarado, al actual 84%, con una producción de 950.000 toneladas. En el mismo periodo (1957-61), los países mediterráneos proporcionaron aproximadamente 75.000 toneladas de almendras descascaradas con el 63% de la producción mundial; en el periodo 1991-95, el porcentaje bajó a aproximadamente el 28%, con la misma producción como en los años 1957-61: 75.000 toneladas de producto descascarado. Esto significa que la producción en los países mediterráneos ha permanecido inalterada durante los últimos 40 años, gracias al aumento en la producción española que ha compensado la merma italiana en la producción. El porcentaje comparativo ha disminuido significativamente, así como han aparecido nuevos actores con gran capacidad productiva.

Estados Unidos

Durante los recientes años la producción americana de almendra descascarada ha excedido las 300.000 toneladas y está alcanzando las 950.000.
En 1969 el área cubierta con los árboles de la almendra era aproximadamente 61.794 hectáreas y se ha triplicado el área desde esa fecha. La gran expansión ha sido consecuencia de la expansión del centro y sur del Valle de San Joaquin, con la nuevas plantaciones en riego de alta calidad.
El cultivo de la almendra está principalmente en los condados de Kern, Merced, Fresno, Madera, Stanislaus y San Joaquin en el el valle de San Joaquin y en Butte y países de Colusa en el Valle de Sacramento. La variedad más cultivada es la Nonpareilque representa el 45% de la producción total.
Otras variedades importantes son «Carmel» (18%), «Mission» (7%), «Price» (5%), «Butte» (5%), «Ne Plus Ultra», «Merced» y «Peerless» (aproximadamente 3% cada uno) y aproximadamente 40 variedades más.
El promedio de rendimiento por la hectárea excede 1’3 a 1’5 Tm de producto descascarado.

Algunos problemas que afectan a la producción son: la lluvia durante floración que afecta polinización cruzada; la sequía y agotamiento de acuíferos; control de enfermedades; fracaso en brotación por infección de monilia («Nonpareil», «Carmel», «Merced»); el control del gusano de la naranja Navel. Nonpareil es la variedad de referencia para la industria y es susceptible a este daño.

El control se logra por métodos de IPM[1], dirección de cosecha, la aplicación oportuna de insecticidas y cambio a variedades más resistentes como «Carmel», «Mission», «Padre» y «Butte».

Toda la recolección es mecanizada. Las Aflatoxinas son un problema potencial pero se mantiene bajo control por la limpieza eficaz de granos afectados durante el proceso. Recientes estudios llevados a cabo en la Universidad de California mostraron que la Aflatoxina B1 no causa el cáncer en el hombre. No obstante las Aflatoxinas que están relacionadas con los frutos secos y las nueces son una preocupación en la comercialización.

Problemas secundarios para los importadores son el aceptar o nó los análisis químicos y organolépticos que facilitan para la exportación de frutos secos en general por los laboratorios homologados de USA. Parece que en ocasiones los criterios son distintos según el producto entra o sale del país.

Australia

Se ha erigido con fuerza como segundo productor de almendra del mundo, ligeramente por encima de España.

Sus plantaciones han ocupado el territorio apto para este cultivo, saturando prácticamente todo el territorio posible. Sin apenas posibilidades de expansión, y con graves inclemencias climáticas que dificultan el cultivo, su éxito es que todas las plantaciones están en regadío, y por lo tanto sus producciones elevadas.

Las dificultades climáticas vienen del extremismo de su clima, con sequías durísimas de las zonas de cultivo, y las torrenciales lluvias en la época húmeda que deteriora plantaciones por asfixia radicular.

2014 parece haber sido el año en que su producción alcanza techos productivos (70.000 tm de las 90.000 tm potenciales), las plantaciones han alcanzado su edad adulta.

España

En 1966 la superficie de cultivo de almendro era aproximadamente 220.000 hectáreas; en 1970, aumentó a aproximadamente 280.000 hectáreas; en 1975 era aproximadamente 440.000 hectáreas y en 1990 se calculan en 620.000 hectáreas. Los últimos censos obtenidos por la aplicación de ayudas a la mejora del cultivo hacen referencia a 430.000 hectáreas acogidas a estas ayudas, y se puede estimar que hay entre un 15 y un 20% de superficie fuera de estas ayudas o en árboles en cultivos heterogéneos. Una parte cada vez mayor también se está abandonando. En 1992 la producción alcanzó 80.000 toneladas de producto descascarado y el promedio relacionadas a los últimos años (1991-1995) era 53.000 toneladas[2]. El año 2014 se estima en 50.000 toneladas las producidas, tras varios años de intensa sequía y heladas en 2013.
Las áreas más importantes de producción de almendra son las provincias de las Islas baleares, Zaragoza, Teruel, Tarragona, Lerida, Granada, Almería, Málaga, Alicante, Castellon del la Plana, Valencia, Murcia y Albacete.
Las variedades más importantes son «Marcona» y «Desmayo Largueta» que disponen de mercado propio, aunque su producción ha bajado del 40% al 30% de la producción española (especialmente marcado en Marcona, por problemas de manejo respecto a los «nuevos conceptos de producción»). Otras variedades dentro del conjunto de «comunas» son «Desmayo Rojo», «Garrigues», «Ramillete» y «Atocha». En las Islas Baleares se cultivan variedades como «Jordi» y «Vivot». En la mayoría de los cultivares modernos se han plantado «Ferragnes», «Cristomorto» y «Ferraduel». Recientemente en España se han creado nuevos cultivares como «Guara», «Masbovera», «Marta», «Antoñeta», y «Francolí». Con gran fuerza se están implantando nuevas variedades que se caracterizan principalmente por la autofertilidad y floración tardía, que garantiza mejores cosechas, como son «Vayro», «Soleta» y «Belona», y las supertardías como «Mardía», «Tardona», «Vialfas», etc, que tienen en general buen interés comercial.

Con la homogeneización de las plantaciones también se produce la aparición de selecciones homogéneas para las diferentes necesidades de mercado. Es previsible que el «comunas», altamente heterogéneo en su presentación, tienda a depreciarse y desaparecer al buscar producto de características uniformes, solo posible con la comercialización de variedades específicas.

En este momento la producción Española sólo se pone en correlación a las grandes áreas de plantación de almendra , mientras que la producción por la hectárea es muy baja. Sin embargo, en los nuevos huertos en regadío, la producción es muy alta y competitiva con la producción americana que recoge (1’0-1’2 toneladas/hectárea de almendra descascarada).

Varios problemas afectan la almendra española: la producción no-homogénea, la producción baja en las áreas de secano y el tamaño de las parcelas, con marcado minifundismo. También, la homogeneización de cultivares ha mostrado el problema de falta de polinización con una repercusión muy fuerte en la capacidad productiva cuando las variedades cultivadas son auto-estériles. Las nuevas variedades como «Guara», «Vayro», «Soleta» y «Belona» son autofértiles, por lo que solucionan esta grave deficiencia.

Aunque España es hoy el segundo, productor de almendra en el mundo, perdón, el tercero –superado en 2014 por Australia– también es un importador importante (16.000 toneladas) dado que dispone de “how-to” de la elaboración e industrializado, que posteriorente abastece el mercado europeo.

Túnez

El cultivo del almendro en Túnez se remonta al periodo Punico-romano. La producción de Tunez en la década de los 90 se ha estimado en 6.000 toneladas de producto descascarado de la cual la mayor parte se exportó. El almendro es cultivado principalmente en la región de Sfax, alrededor de Bon Cape, en el norte del país y también en el área pre-desertica (Kairuan, Kasserine, Feriana, etc.).
Cada área de cultivo presenta características particulares. El área de Sfax se caracteriza por los inviernos apacibles y la lluvia escasa (200 mm); marcos de plantación de 12-13 por 12-13 m. Las variedades más importantes son «Achaak» y «Ksontin», tan buenas como «Mazzetto» (probablemente «Tuono») en las nuevas plantaciones. En el área de Bon Cape, con una pluviometría de 500 mm, la plantación es más intensiva (200 árboles/hectárea o 7×7 m). Las variedades existentes son la variedad local «Heuch Ben Smail», «Blanco Khooukhi» y «Abiol de Ras Djebel». En el área llana y en las colinas de la parte norteña del país donde la lluvia es aproximadamente 400-600 mm, los inviernos fríos y veranos calientes, las mejores variedades son «Tuono», «Ferragnes», «Monaco», «Peerless», «Fournat de Brezenaud» y «Desmayo Largueta». La densidad de la planta es aproximadamente 150 árboles/hectárea. En el área norte-oriental, con una lluvia de aproximadamente 350-550 mm, las variedades cultivadas son «Ferragnes», «Ferraduel» y «Tuono».
La mayor parte de la producción de Tunecina se comercializa localmente. Desgraciadamente, el cultivo de la almendra en Túnez es un producto de poca importancia económica debido a la muy baja producción por la hectárea consecuencia de las condiciones climáticas adversas.

Marruecos

La producción comercial de Marruecos es aproximadamente 6.000 toneladas en grano, sólo comercializado localmente. Es imposible de cuantificar el área cultivada en Marruecos. La especie también está presente en el área del bosque Atlántica. Aquí, la producción no es homogénea; está mezclada con la almendra amarga.

Recientemente una nueva e importante plantación racional está siendo dirigida por SODEA[3], con las variedades tales como «Marcona», «Ne Plus Ultra», «Ferragnes» y «Ferraduel».

Portugal

La producción portuguesa es de aproximadamente 3.600 toneladas (3.000-5.000 toneladas) y el cultivo se concentra en dos áreas, Algarve en el sur, y Trasos Montes y Alto Douro en el noreste.
La producción no está muy cualificada porque se representan en cultivares de variedades locales mezcladas con otras especies arbóreas así como en cultivares con cereal.

Turquía

La producción turca es de aproximadamente 2.500 toneladas (2.000-3.000); no es posible cuantificarla pero es muy importante para el mercado local. Las áreas productores más importantes se localizan en Izmir y en el sureste, cerca de la frontera de Siria.

Grecia

El cultivo de la almendra en este país se remonta a mucho tiempo atrás y es tradicional; sólo se ha desarrollado el cultivo recientemente. En las áreas nuevas, las variedades más importantes son «Texas», «Troito» (probablemente «Tuono») y «Retsou». Últimamente también se ha introducido el cultivar «Ferragnes». El área más importante es Creta; se han plantado los nuevos huertos en Tessalia, también con irrigación.
La producción en Grecia ha aumentado en los últimos años y en la actualidad ha estado alrededor de 12.000 toneladas.

Italia

La producción italiana ha disminuido al paso de los años. Actualmente ronda las 14.000 toneladas (1991-1995) y representa sólo 4.2% de las cosechas de la almendra mundiales. Los huertos son muy viejos. Recientemente, algunos huertos nuevos se han plantado con variedades seleccionadas como «Tuono», «Ferragnes», «Filippo Ceo» y «Falsa Barese».

Irán

La producción comercial Iraní varía alrededor de 6.000 toneladas de producto descascarado, obtenida de árboles esparcidos por los huertos.
El área productora se localiza prácticamente en el Noroeste de Irán, en el Azerbaiyán (Tabriz) región dónde cumple un importante papel en la economía agrícola de la región.

Casi todos los árboles de almendra cultivado se han obtenido a partir de la semilla y así se han encontrado serios problemas con respecto a la calidad y normalización de la producción en particular para cumplir los requisitos de las exportaciones.

Otros países productores

Países como Chile y México encuentran en el cultivo del almendro un futuro interesante, sobre todo con técnicas de cultivo similares a las utilizadas en California y fincas en regadío, aunque su primer objetivo es servir al «autoconsumo» nacional.
Chile es el principal productor de Sudamérica. Contactos:
Andesnut
Switt Chile

[1] IPN Integrated Plant Nutrition, el cual enfatiza la importancia de planificar la fertilidad de la finca agrícola, y promueve el uso de todos los nutrientes y recursos disponibles en la misma para la mejora del cultivo.
[2] Según los representantes de descascaradores y comerciales. Segun representantes de cooperativas, la producción es algo inferior.
[3] Société de Développement Agricole, Marruecos ( http://www.sodea.com/ )