Xanthomona arborícola pruni.

Alerta sanitaria en almendro.

La bacteria Xanthomonas arboricola pv. pruni puede causar graves problemas en almendro y melocotonero.
Según ha comunicado el Centro de Protección Vegetal del Gobierno de Aragón, se ha detectado en España la bacteria Xanthomona arboricola pruni, que afecta al género prunus, tal como melocotón y almendro

Hasta finales del año 2008 no ha sido identificado adecuadamente, dado que sus síntomas pueden confundirse facilmente con otros problemas frecuentes de nuestras plantaciones, tales como el cribado (Stigma carpophila), mancha ocre (Polystigma ochraceum), o con Cladosporium.  Tampoco parecía que afectase especialmente al almendro, aunque sí que hay síntomas claros en melocotón.
Parece que por el régimen pluviométrico de este año 2009, ha sido especialmente virulento en almendro, sobre todo en parcelas cuyas condiciones de humedad se han mantenido con el riego.

Los síntomas en almendro suelen aparecer en verano y otoño tanto en hoja como en fruto, aunque con incidencia variable en uno u otro según características varietales.

Los síntomas en hoja en ocasiones puede confundirse o mimetizarse con otros problemas frecuentes del cultivo, como por ejemplo la mancha ocre, aunque una vez detectada y conocida la enfermedad se reconoce facilmente.

Los daños en fruto son mas característicos.  Producen necrosidades hundidas en el mesocarpio, a diferencia de otras enfermedades -como el cribado- que no suelen formar depresiones.  Al secarse el fruto, el mesocarpio afectado aparece abultado respecto al resto del fruto creando pequeñas plataformas generalmente circulares.

En fruto suele ser frecuente la aparición de goma, por lo que puede confundirse con otras enfermedades comunes como el cribado.

El modo de difusión puede ser por los útiles de poda.  Desinfectar bien las tijeras y el resto de material al pasar de una parcela potencialmente infectada a otra.  Puede contribuir peligrosamente a su difusión las podadoras mecánicas, especialmente porque el material vegetal joven (donde se aplica principalmente esta técnica de poda) puede ser la fuente principal de infección en la península.

También puede difundirse con las propias atomizadoras al aplicar los tratamientos por las hojas que queden atrapadas en las rejillas al trasladarla a otra parcela.